butonsa.es

Reflexiones desde la Perfección

Categoría: juventud

Las Hijas de Zapatero o Cómo Caer en lo Que se Critica

Cuando comencé la andadura de ésta bitácora me marqué una pauta a seguir sobre política: no hablar de ella. Comentándolo con un buen amigo, éste me dijo que eso era inevitable a lo que yo le contesté que lo de inevitable lo asumía pero desde mi perspectiva de no casarme con nadie y que mis tonteos con el tema político se resumirían en “reseñas a temas políticos” no hablar directamente de ella. Anteriormente hubo otros casos y éste no va a ser menos. Vamos al lio.
Me he quedado asombrado por el revuelo que se ha montado por la foto de las hijas de ZP. Y resulta que el primero en provocarlo ha sido por lo visto él mismo (me creo más que ha sido obligado por los estirados del protocolo). Tomando mi postura de siempre y que los que seguís mis entradas conoceis he de desechar toda la basura mediática que se ha desparramado por televisiones y partidos políticos sobre si esto y aquello. Vayamos al fondo de la cuestión señoras y señores: ¿se les saca una foto a las hijas del presidente de España y se monta el pollo hasta con quién ha pagado el viaje de las niñas? ¿Hasta dónde vamos a llegar en nuestra degradación como seres humanos?¿A estas alturas pensais que critico solo a los que critican la postura del padre y de cómo son las niñas? Vais listos.
No me preocupan los que critican de la otra parte, sea PP, periodistas y demás; en lo único que tienen razón es en que si las niñas viajan con su padre en un viaje oficial y asisten a actos de protocolo ni Moncloa ni nadie puede negarse a que las fotografíen porque hasta donde llega mi entendimiento la dictadura en España se acabó cuando murió ese señor bajito gallego al que todos los escolares del año 75 le estamos agradecidos por los tres días de luto que significó no ir a la escuela. Esa práctica es de países donde no suele haber libertad, y me refiero en general no solo a la tan manida libertad de prensa. Ahora solo nos queda pensar si los de protocolo se creen de verdad lo de vetar las fotos, o si en verdad lo que han buscado es publicidad gratuita a costa de las niñas; ¿Acaso no sabían que por el hecho de ir al viaje lo de la foto era inevitable?¿Es que se creen que somos lelos o nos chupamos el dedo? ¿Por qué salen las hijas de Obama y de otros en fotos de actos oficiales? Pues precisamente por eso, porque son actos oficiales y en ellos se dejan constancia fotográfica de todos los asistentes (más que nada porque les interesa a todos aquello de salir en la foto con éste y aquel). Pero mi reflexión personal va más allá, dejo atrás las miserias del protocolo que solo sirven para dejar más claro todavía quien es el que manda según donde salgas en la foto o te sientes en una mesa de reunión. Mi reflexión busca a la persona.
Tengo hijas y si tengo algo claro con ellas es que tienen que desarrollar su personalidad acorde con sus gustos. Otra cosa bien distinta es la educación que reciban de sus padres y maestros. En el caso que nos ocupa han llegado a tachar a ZP de que lo que no quería era mostrar a sus hijas tal como son y eso me ha dolido como padre que casa con ideales nuevos (no progresistas) a la hora de la educación y la socialización de los hijos; señor Zapatero, ¿es que no le parece bien el estilo de vestir de sus hijas? Pues se aguanta y no piense por un momento que lo recrimino por permitírselo, va aviao como dicen en mi pueblo. Lo recrimino como padre por no apoyar públicamente la postura social de sus hijas. Si sus hijas son Góticas pues eso es lo que hay, como si fueran, punkies o superpijas eso da igual son sus hijas y al que no le guste que se vaya a tomar…¿por culo? No, eso es homófobo; pues al carajo. Asumamos todos nuestra propia condición y la de los demás y si lo que queremos es que por que sea un acto importante no pueden vestir así creo que eso es una forma de coartar la libertad librepensadora que caracteriza al ser humano dejando a un lado el frikismo que pudieran representar algunas personas. Más nos vale que miremos hacia otro lado para buscar nuestras propias vergüenzas porque según se sabe también las niñas superpijas de Obama que tan bien visten en los actos de papá luego en la intimidad son unas juerguistas de cuidado, pero eso no cuenta. Por todo lo dicho, señor Zapatero y demás “progres”, me parece muy bien que respetemos la intimidad de nuestros hijos y queramos protegerlos pero como ha dicho usted mismo “por una vez vale”, pues eso, vale y ya está porque por chillar lo único que ha levantado ha sido el morbo de que todo el mundo quería verlas, o sea ha conseguido el efecto contrario. Así es la vida y la sociedad en la que vivimos. Saludos desde Tauri y comentad lo que os plazca, no habrá restricciones (solo en el lenguaje)…

Personas Desaparecidas y sus consecuencias

Leyendo el Huelva Información digital de ayer se me vino a la vista un artículo del periodista Pedro Ingelmo relativo a las desapariciones de personas enfocando el mismo sobre todo en los desaparecidos andaluces. En el se hace referencia señera a la página que ilustra el post http://www.sosdesaparecidos.es . Esta web sirve de referencia en España para las desapariciones de personas que, por razones inexplicables, se salen del ámbito de lo normal ya que hay muchas personas que desaparecen y se sabe que es porque no quieren que se las encuentre. Mirando hacia nuestra Andalucía nos encontramos varias desapariciones que coinciden con fiestas populares, esto me ha hecho tomar la decisión de escribir esta entrada no sin advertiros del hecho de que por ser feria tengamos que tener atados cortos a nuestros jovenes y no darles una libertad a la que tienen derecho. A lo que me refiero es que hay que proporcionarles libertad suficiente para que vayan habituandose a desenvolverse por la vida más no sin caer tampoco en la dejadez de decir aquello de: “dejal@ que vaya por ahí, ¿qué le va a pasar?”. No les pasa nada, pero…¿Y si llega a pasar? Nadie está libre y todos jugamos a ciertas loterias de la vida sin querer y como dice la frase “a quien le toca le toca”.
Os transcribo el artículo para que lo leais y si quereis visitar la página de la asociación también seguro que sois bienvenidos y, quien sabe, puede que hayais visto a alguien.
“Nada volvió a crecer en la tierra cuando Demeter perdió a su hija, Perséfone, la diosa del inframundo. Demeter buscó y buscó y en su desolación creció el invierno. Perséfone, la primera desaparición.
Un adolescente mira desde la pantalla de la web sosdesaparecidos.com. El adolescente tiene ahora 47 años y la foto es la última que le tomaron en Los Barrios, su pueblo, en 1977. Luego se marchó. Es Francisco Román, uno de los desaparecidos que está en el banco de datos de la asociación de familiares de desaparecidos Inter SOS. Hasta hace poco, en un listado policial también estaba el nombre de Jenaro Jiménez, un gaditano que debió pensar que todo había salido mal y que lo mejor era empezar de nuevo. Jenaro apareció hace diez días en Barajas. Su fuga acabó. La de Francisco Román, no.
Su hermana pequeña, Milagros, prefiere no fabular teorías. Sabe lo que sabe, que en 1977 su familia de ocho hermanos vivía una época difícil, que Francisco intentó fugarse varias veces, que una de esas veces un coche lo atropelló y que, con la cojera de ese accidente, un día desapareció. “Era travieso, inquieto y sí, quería marcharse, pero cuesta entender… Sólo una vez recibimos una carta, no mucho después de su fuga. Decía que estaba bien”.
El peregrinaje de su madre empieza ahí. La foto de Francisco aparece en todos los medios, cuando la televisión no era una traca de disparates. Reciben decenas de pistas falsas y la madre de Milagros acude a cada uno de los sitios donde dicen haberle visto. No está en ninguno. Por supuesto, va al programa de Paco Lobatón, Quién sabe dónde, el gran pelotazo televisivo de los 90. Nada. Milagros no se resigna. “Aún confiamos en que aparezca y nos cuente su historia”.
Otras familias prefieren dejar que el destino decida. La madre de un joven barbateño de 30 años desaparecido hace cinco años no quiere ni que aparezca el nombre ni la foto de su hijo. “Es algo que forma parte de nuestra vida privada y de la de mi hijo”. Como ellos, muchos otros huyen de la voracidad de los medios, no quieren exponerse en los escaparates.
Un hombre de El Puerto, Celestino, de 56 años, fue a trabajar por última vez en junio del año 2000. Cuando terminó su jornada laboral cogió su coche, pero nunca llegó a casa. Su familia aún le busca, pero no hay números de teléfono en la página de Inter SOS, que gestionaría cualquier dato sobre su paradero. Es de suponer que han intentado rehacer su vida, en la medida de lo posible, sin él(…)
A cualquier policía relacionado con estos casos que se le pregunte cuál es la gran historia, qué desaparición ha desconcertado más, rápidamente se menciona la del niño pintor de Málaga, David Guerrero. “Se esfumó, se lo tragó la tierra”. Un niño de trece años con gran talento para la pintura acude el 6 de abril de 1987 a un momento especial: la exposición de su primera obra en una galería de renombre en Málaga. Ya está, ahí se acaba la historia. Nadie le vio, nadie supo lo que pasó. Su madre, en el veinte aniversario, parecía agotada. “Ya no confío en que nos vea, no me imagino lo grande que es el mundo”. El niño pintor tendría hoy 37 años. ¿Habrá seguido pintando? “Una desaparición limpia, muy limpia”, resume la Policía.
Luego está el caso de Josue Monge, de Dos Hermanas, también de 13 años. Desapareció con una mochila cuando iba a jugar a la Play con un amigo en abril de 2006. Sería una desaparición como muchas otras si no fuera porque su padre desapareció catorce días después. Dijo que iba a buscarlo, llamó los siguientes días y luego no llamó más. Podría ser una de las numerosas “desapariciones parentales”, padres y madres que se llevan hijos para no litigar. Sea lo que sea, no hay rastro ni del padre ni del hijo. A la madre le estremece todavía el encuentro con un niño desconocido que decía ser Josue. “Mamá, ¿no me reconoces?”. “Tú no eres Josue”. “Es que he cambiado un poco”. Era un chico que se había escapado de un centro de menores de Málaga. Quiso ser Josue.
Juan Bergua, un linense que reside en Barcelona, no ve a su hija desde hace quince años, cuando ella tenía 17. Salió de casa y no volvió. Bergua es uno de los fundadores de Inter SOS. Se le quiebra la voz cuando habla de su hija. “A mi hija también la buscaron en los vertederos, como a Marta del Castillo”. Bergua cuenta la sensación de quienes pierden a un ser querido sin rendirle duelo. “Siempre queda la esperanza, por débil que ésta sea. No puedes rehacerte porque ella siempre está presente”.(…)”
Esto es un extracto bastante clarificador, el artículo completo está en http://www.huelvainformacion.es/article/andalucia/498248/y/buen/dia/no/regreso.html , lo podeis leer con tranquilidad y luego comentar. Saludos desde Tauri y buena feria a mis paisanos, volveremos renovados la semana que viene.

Reflexiones de un Padre

Hace unos años publiqué un artículo en la revista del colegio de mis hijas en referencia a la ineptitud de la mayoría de los jóvenes de hoy en día. Y ahora, al hilo de la actualidad con tanto Bolonia de por medio creo que sería bueno reproducirlo aquí y comenteis sobre él si llevo razón o nó en lo que decía hace cuatro años. El título del artículo era el mismo que le he puesto al post

Hace años que no escribo nada; y ahora, a la hora de redactar éste artículo, no encontraba un tema que me resultara idoneo para una revista colegial(¡con la de revistas en las que he escrito!). Pero,como siempre ocurre, al final surge la chispa.

Iba a acostarme y echar mi rato de lectura(ejercicio sano para cuerpo y mente) cuando, al acercarme al dormitorio de mis hijas para hacerlas dormir, mi hija mayor me dice: “papa, es que tengo cuatro días para leerme este libro”. Me quedé horrorizado. Creía que leía por voluntad propia como yo esperaba haberle inculcado.¡Qué equivocado estaba! En ese momento pensé:¿Hacia dónde va una generación que solo lee por obligación?¿Cómo se enfrentarán a una vida en la que quien no sabe nada no es nadie? La respuesta era obvia: Hacia el nuevo analfabetismo lingüistico y cultural.

Hace unos años quien no sabia leer era analfabeto; hoy en día, hay ejercitos de analfabetos que saben leer,¿Qué cómo es eso? Muy sencillo, ahora todo el mundo sabe leer; pero con leer no basta.¿De qué sirve saber leer la palabra anquilosado si no se sabe su significado? La sociedad actual cada vez nos pide más conocimientos y las nuevas generaciones utilizan ordenadores, internet, dvd, playstation… Pero todo esto es insuficiente si detrás no estan unos conocimientos básicos que son la lectura y la práctica de la imaginación. Venimos de una generación que rompió reglas; nos hicimos a nosotros mismos; juramos que aprenderiamos de los errores de nuestros padres y que nuestros hijos tendrían nuestro apoyo en todo; ya no seriamos simplemente padres, sino colegas de nuestros hijos.¿Y en qué nos hemos convertido? Hemos pasado de esclavos de nuestros padres a esclavos de nuestros hijos. Si antes haciamos lo que los padres decían sin rechistar; ahora hacemos lo que nos dicen los hijos, discutiendolo, pero, al final, hacen de nosotros lo que quieren y tienen de todo.¿De todo? No. Les falta lo más importante, el aliciente, la chispa. Antes se jugaba en la calle, vale que no había otra cosa; hoy juegan en casa con la play o el ordenador, pero nadie les dice que la calle sigue ahí. Y si alguien se lo dice es porque en la puerta está la moto de turno dispuesta a correr como loca por las calles.¿Y el encanto del paseo? Simplemente ya no existe.

Y os preguntareis que todo esto a dónde nos lleva. Pues a una reflexión que creo que deberiamos de hacernos todos los padres con un claro fin: nuestra segunda revolución. Si antes hicimos una revolución con nuestros padres y cambiamos normas y pautas de conducta; ahora es el momento de hacer lo mismo, pero con nuestros hijos. La tarea no es sencilla, pero creo que no imposible; solo es cuestión de plantearselo claramente y ponernos manos a la obra, sin miedo alguno. Si os sirve de algo este artículo, creo que una buena forma de comenzar la tarea es inculcando a nuestros hijos el sano hábito de la lectura (no olvidemos que los niños absorben la información mucho más rápido que los mayores). De éste modo puede que consigamos algo positivo: despertar la imaginación y hacer que busquen y descubran los valores perdidos. Algo que, con el tiempo, descubrirían que tiene más valor que una vida llena de valores materiales que, al fin y al cabo, no conducen a nada. Bueno, sí, a la frustración de una vida vacia y sin sentido.

Solo espero que estas lineas sirvan a alguien para reflexionar un poco y tomar la iniciativa. Demostremos a nuestros hijos el por qué fuimos la generación del cambio (no político) de la España que nos ha tocado vivir. Sinceramente, somos capaces.

Por cierto; anquilosado significa: “persona o institución que no adelanta en sus actos o acciones buscando una mejora en sus actividades que puede venir dado en algunos casos por dejadez o falta de estimulos””.

Saludos desde Tauri y espero vuestros comentarios. Buenas noches y buena suerte.

© 2017 butonsa.es

Tema por Anders NorenArriba ↑