Bueno, pues hoy se marchan las carretas al Rocío. Este año de crisis dicen que llevan los romeros menos jamón y más mortadela, pero yo creo que puede que menos jamón y ninguna mortadela ya que es sustituible por un lomito embuchado. La cuestión es que con la crisis el que sale ganando es el Rocío en sí al ser menos los romeros; y direis que por qué digo ésto, pues muy sencillo, el hecho de ir menos significa que el que sea auténtico devoto buscará la manera de ir como sea: todo el Rocío con menos costo, todos los días un rato o solo a los oficios. En resumidas cuentas, se recortarán todos esos rocieros de traje y los de eso de que no se puede explicar porque la juerga no los dejó ver más allá.
Muchos podrán decirme que como no soy rociero nunca entenderé el sentido que tiene, pero nada más lejos de la realidad; he vivido el Rocío de todas las formas menos el quedarme los cinco días que está allí la Hermandad de mi pueblo y os puedo decir que el rociero de verdad está en todos los actos (todos significa desde el entrar en la ermita a la llegada hasta volver a entrar antes de partir para la vuelta a despedirse de ella); todos los demás son rocieros de boca. Tengo un conocido que despues de muchos años en la aldea entró en la Junta de su Hermandad y un día, tomandonos un café, le pregunté que como le iba despues de un año de mandato y su respuesta fué tajante y clara: “Tio, nunca he ido más a misa en mi vida y no sé para qué puse dinero en mi reunión si me he pasado todo el tiempo con los actos preparandolos y yendo a ellos. Solo he disfrutado del camino”. Lo transcrito es tal cual me lo dijo reconociendome que él se había criado yendo al Rocío desde que nació como yo sabía y que él todos los años iba a algún culto, ya fuera la presentación, o el rosario,etc… pero que nunca había reconocido el valor de esos rocieros que él veía cada año que no faltaban a nada, eso era para él no disfrutar de la romería hasta que le tocó. Os puedo asegurar que sigue yendo al Rocío y que hoy está de camino con su reunión disfrutando al máximo; irá a algún acto como siempre y el lunes estará en la puerta de la Hermandad para ver como Ella se acerca, más nunca ha vuelto a ir tanto a misa: el Rocío es así. Despues de todo la juerga también va incluida en la romería, ya que romería es sinónimo de alegría y convivencia.
Todo esta perorata viene al caso de que leyendo el último post en el blog de Callejuelo (Y ya van dos post relacionados con él aunque no nos conocemos personalmente) hacía referencia a la historia de la Hermandad del Rocío de Rociana escrita por D. José María Acosta Montenegro; un rociero de los de juerga y culto ya que no faltaba a nada en la romería. Y el leer y recordar al padre de un buen amigo me ayudó a venirme a la memoria el hecho de que en el año 92 escribí un artículo publicado en Huelva Información sobre el camino que hacía Rociana por aquél entonces y que todavía cogía por la carretera hasta Almonte, visitaba el pueblo almonteño e iba hasta el Hogar del Pastorcito donde se hacía una ofrenda (que todavía existe pero que al no pasar la Hermandad por allí ha perdido su encanto), luego saltaba al otro lado de la carretera y seguía paralela a ésta hasta la entrada en la aldea. Recuerdo que José María despues de leer el artículo me vió un día y me dijo estas palabras: “No sé como lo has hecho, pero el artículo es maravilloso y en la Hermandad ha gustado mucho.¿Si supieran que el autor no es un rociero?(se rió)”. Yo solo plasmé lo que yo vivía cuando iba a hacer el camino y al parecer si no eras rociero no podías sentir esa cosa que nunca he entendido. La verdad es que juzgueis por vosotros mismos, he escaneado el artículo y lo he subido a Skydrive, pulsais en el enlace que está a continuación y le dais arriba a la izquierda donde pone descargar, luego abris la imagen y leeis tranquilamente el texto. Espero vuestros comentarios al respecto.
Saludos desde Tauri y muy buen Rocío 2009 a todos…